La Cruz de Río Cuevas, Coín 1949
 
 
 
 
 
José Manuel García Agüera
 
 
 
 
 
 

En los cuatro caminos que dan entrada o salida a Coín existían desde tiempo inmemorial un monumento con una cruz, a la que se encomendaban los paisanos devotos que salían de la villa a trabajar al campo u otros menesteres, en previsión de los peligros que podían acechar, o bien cuando volvían a sus casas tras las tareas. Y a las que también se encomendaban los forasteros al llegar por aquí.

La capilla que desde antaño venía albergando la cruz que se conoce como de Río Cuevas, a la entrada de la ciudad por la carretera de Málaga, se encontraba en 1949 en un estado de abandono y dejadez que hicieron ver a las autoridades locales la necesidad de su adecentamiento y restauración, dado, además, su estratégica situación para la vista del visitante.

A iniciativa del joven futuro abogado coineño don Juan Santos Gutiérrez, en aquel momento secretario de la Junta de Festejos, se acometieron por el municipio las obras de reforma necesarias para su arreglo, y en la mañana del festivo día del 3 de mayo de 1949, se bendijo el pequeño recinto con la nueva cruz.

Esta colección de fotografías que en su día me facilitó don Juan Santos y algunas de ellas publicadas en mi libro 'Crónicas de Coín. Memoria fotográfica (1900-1962)' (Ediciones Coincidentes, Coín 2000, Págs. 358-359) las rescato de nuevo para compartir hoy la serie completa y que recogen secuencialmente el singular momento.

De arriba abajo, caminando tras la nueva cruz en dirección a la 'repasada y renovada' capilla: el párroco de san Andrés, don Francisco Lanzat Ríos, la Junta de Festejos, representantes del Ayuntamiento, y todo el pueblo con la banda de música municipal al fondo. Momento de la llegada al lugar en que tras el ofrecimiento y entrega de llaves al párroco queda colocada y bendecida la cruz, dejando constancia gráfica del acontecimiento. De izquierda a derecha: el vicepresidente de Acción Católica de san Andrés, señor Gámez, don Francisco Torres y don Bonifacio Villalobos en representación de la Hermandad del Cristo del Perdón; don José Pedraza, concejal y presidente de la Hermandad de Labradores; el párroco; don Fidel Santos, alcalde accidental; don José García, concejal y presidente de la Junta de Festejos; don Juan Santos, secretario de la misma junta y el guardia señor Peña, rodeados de monaguillos, público y hortelanos vecinos. Y en la última vista, estado en que la capilla quedó y se ha mantenido hasta nuestros días; si bien en la actualidad es la imagen de san Cristóbal, patrono de los conductores, la que allí hay.

 
     
Coín, 18 de Octubre de 2015  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
     

 
 
             
      © FUNDACIÓN GARCÍA AGÜERA COÍN MÁLAGA 2015  
             
  fundacion@garciaaguera.org      
  www.fundaciongarciaaguera.org