José Manuel García Agüera  
     
     
  Inauguración de 'El Santo' de la Alameda de Coín en 1928  
     
     
 

Hay imágenes que por sí solas merecen dedicarles un momento. Imágenes de un extraordinario valor añadido que por desconocidas o inéditas, por su singular belleza, por el especial momento que recogen, o por otras muchas razones más, lo merecen. Pues bien, todas estas cualidades las tiene la fotografía que hoy comparto y cuyo original poseo gracias al valioso regalo que me hizo un querido y generoso familiar. Ella nos muestra, en un momento de la noche, el estado de 'El Santo' recién inaugurado, engalanado con luces, macetas y flores coineñas en la Alameda de Coín.

Estamos viendo, por primera vez para muchos, la inauguración del monumento sin duda más a la vista del público que este pueblo, de brazos abiertos, ofrece a propios y extraños, y el más visto y conocido por sus visitantes.

El monumento que siempre he visto ahí. La estatua a la que todavía los niños escalan; alguna mocita o mocito de mi pueblo aún lo rodea al pasear para no quedar sin casamiento; y muchos mayores se santiguan al pasar. La imagen que siempre veo de espaldas, el reverso de esta vista.

 
   
     
     
   
     
     
 

En un extremo del paseo de la Alameda se levantó el 25 de marzo de 1928 el monumento al Sagrado Corazón de Jesús, a quien fue consagrado el pueblo de Coín el 30 de mayo de 1919. Así quedó esculpido en el frontal de la maciza construcción de mármol que conforma el basamento, elevando la imagen de tamaño natural fundida en bronce de un majestuoso Jesucristo con los brazos abiertos.

Procede la imagen de la empresa La Statue Religieuse, fabricante de estatuas religiosas y muebles para la iglesia desde 1857, cuya fundición estaba instalada en el número 64 de la calle Bonaparte de Paris, y cuya marca en hierro de la firma se descubre a los pies de la representación. A propósito de ella nos contaba Rafael Arboledas Bermúdez, de niño criado en su entorno, el curioso dato, obtenido de los archivos del Santuario de Notre Dame de Lourdes, que entre 1871 y 1877 se enviaron 62.547 estatuas de esta por todo el mundo.

Proclamada la II República en 1931, la comisión gestora interina de Coín, nombrada por el gobernador el mismo día de las cruces de mayo, adopta entre otros acuerdos dar cumplimiento a la Ley recién promulgada por la que se prohibian los símbolos religiosos en lugares públicos. Desmontada la estatua fue trasladada al patio del antiguo Hospital de la Caridad donde estuvo depositada, hasta que en febrero de 1937 se volvió a reponer en el lugar actual, donde ha permanecido desde entonces.

Otras imágenes iguales a esta coineña he visto en otros pueblos de Andalucía y, quizá la más cercana, en el jardín central del Hospital Civil de Málaga, donde me llevaron a nacer.

 
 
Coín, 14 de septiembre de 2014
 
     
     
   
     

     
     
             
 
© FUNDACIÓN GARCÍA AGÜERA COÍN MÁLAGA 2014
 
             
    fundacion@garciaaguera.org  

 

 

 
www.fundaciongarciaaguera.org