José Manuel García Agüera
 
 
 
San Isidro Labrador y Coín
 
 
   

La tradición agricola y campesina de Coín despertó en lo antiguo una gran devoción por San Isidro Labrador, cuya imagen se procesionaba en su festividad y que llegó a tener en 1960 Hermandad propia.

   
       
         
       
         
         
   

Quizá fuese la tradición agrícola y campesina de Coín la que hiciera surgir aquí, y en otros pueblos vecinos del entorno, la devoción por San Isidro Labrador. Un santo varón al que personalmente siempre he admirado y hasta envidiado, ya que eso de echarse a dormir la siesta y que al despertar esté el trabajo hecho, siempre fue mi ilusión aunque, es verdad, que nuca conseguí tal aspiración.

En la iglesia de San Juan Bautista he visto desde niño una espléndida imagen suya, con el ángel y los bueyes arando a sus pies. Una imagen que en su festividad, el 15 de mayo, se procesionaba por las calles coineñas abarrotadas de gente. De algunas de esas procesiones en los años cincuenta del siglo pasado conocemos algunas pocas reseñas de periódicos, varias fotografías y otros documentos relacionados. Una procesión y funciones religiosas, con ofrenda de frutos, que organizaba la Hermandad de Labradores y Ganaderos de Coín con gran brillantez en este día festivo entonces.

De la celebrada en 1956 el corresponsal, don Juan Santos Gutiérrez , escribía en el periódico malagueño "La Tarde":

Por la noche salió en procesión el santo titular en un trono artísticamente adornado e iluminado, portado a hombros de jóvenes labradores. Abrían marcha guardas rurales a caballo y acompañaban en diversos lugares de la procesión las bandas de cornetas y tambores del Ave María de Málaga, la de cornetas de Coín y la Banda Municipal. Chicas ataviadas de campesinas portaban cestas con flores y cerraba la procesión la presidencia oficial, con el señor alcalde-presidente, don Manuel Martínez Sánchez; juez municipal, don Antonio Valencia García; capitán de la Guardia Civil, don Ángel Marigil Luzurriaga; tenientes de alcalde señores Navarrete Santos y otras autoridades.

Tras el trono marchaba con el presidente de la Hermandad de Labradores, don Salvador Pedraza Bautista, el señor vicario arcipreste, don Ramiro Gil Recio, y a continuación el Cabildo de la Hermandad.

Un culto al santo que fue en aumento hasta el punto de que el domingo 20 de marzo de 1960 "quedó oficialmente constituida, por primera vez en nuestra ciudad, La Hermandad de San Isidro Labrador". Una nueva hermandad que (como reza en la octavilla que reproduzco y en su momento se repartió) era "totalmente religiosa" y en la que "todos los labradores de Coín deben inscribirse como hermanos de la misma y aportar su donativo para dicha Hermandad", esperando y agradeciendo de antemano la Junta Directiva esta colaboración. En el reverso de la misma (que igualmente reproduzco) constan los miembros integrantes de su "Primera Junta Directiva", y que aparecen retratados en la siguiente fotografía.

Quizá fuera también el abandono de estos campo por aquellos años, otras sensibilidades y nuevas generaciones que, afortunadamente, traen los nuevos tiempos, las razones por las que aquella procesión de San Isidro y su hermandad coineña desaparecieran lentamente, y al día de hoy solo queda el recuerdo y la bonita imagen que se conserva aún en el mismo lugar.

   
   
Coín, 15 de mayo de 2018
   
         
 
 
Junta Directiva de la primera Hermandad de San Isidro Labrador de Coín en la procesión del 15 de mayo de 1960
 
 
Procesión de San Isidro Labrador en Coín el 15 de mayo de 1959
 
 
Procesión de San Isidro Labrador en Coín el 15 de mayo de 1959
 
 
 
 
 
 

 
 
             
      © FUNDACIÓN GARCÍA AGÜERA COÍN MÁLAGA 2018  
             
  fundacion@garciaaguera.com      
  www.fundaciongarciaaguera.org