José Manuel García Agüera
 
     
  Floralia o las Fiestas de Primavera  
     
  Breve aportación al estudio de la célebre y desaparecida obra de don Antonio Reyna Manescau (Coín 1859 - Roma 1937)  
     
     
   
     
     
 

No es aventurado afirmar que las Fiestas de Primavera, que en Coín son también la Feria de Mayo, tenga su origen en la fiesta anual que se celebraba en la Roma antigua en honor de la diosa Flora por la llegada de la primavera. Unas fiestas de carácter licencioso que incluían juegos en que intervenían las cortesanas con ceremonias y ritos poco edificantes, que alcanzaron gran popularidad por su propia disolución y que se celebraban entre el 28 de abril y el 3 de mayo. Una ancestral celebración en la que, en el fondo, era protagonista la Madre Naturaleza.

Una ofrenda que retrató magistralmente nuestro paisano, el universal pintor don Antonio Reyna Manescau, en su gran cuadro 'Floralia', y en el que representa a la diosa como griega al utilizar el modelo de la Flora Farnesio del Museo de Nápoles, que tan bien conocía.

Con esa obra obtuvo nuestro pintor el reconocimiento general a su arte en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1887, al concedérsele la Medalla que fue augurio de su exitosa futura carrera. El cuadro, un impresionante óleo sobre lienzo de 3,13 x 5,03 m, fue adquirido por el Estado español y depositado en el Instituto Agrícola San Isidro de Barcelona por Real Orden de 7 de junio de 1888, donde desgraciadamente desapareció durante la Guerra Civil de 1936-1939. Y, es curiosa la repercusión de ese cuadro en la memoria de su carrera, pues, aún hoy mantiene un mágico aire de misterioso interés entre quienes nos hemos interesado en el estudio de la historia de la pintura española de aquellos momentos y, más concretamente, en la obra de don Antonio Reyna.

A pesar de ello, solo se conocía el desarrollo de la obra por algunos bocetos que se conservan en colecciones particulares y otras copias reproducidas en catálogo y dibujos que se publicaron en medios nacionales y extranjeros de la época. Sin embargo, disponemos en el archivo de nuestra fundación de documentación y fotografías de aquel tiempo que nos permiten hoy componer una idea más exacta de su temática y contenido, así como de las extraordinarias dimensiones y envergadura del cuadro original.

A este respecto, he podido descubrir en un desvencijado tomo de 'España' de la editorial Calpe editado en 1925, de cuyo grueso ejemplar dispongo, la 'escondida' reproducción de una vista del salón de actos del Instituto Agrícola San Isidro de Barcelona donde podemos apreciar colgado, para su mejor conocimiento y estudio ahora, el extraordinario cuadro que compartimos y al que habremos de volver a tratar más ampliamente en el futuro.

Coín, 27 de abril de 2014

 
     
     
   
     
     
   
     
   

Arriba: Fotografía en el estudio del pintor durante la realización de unos de los bocetos de 'Floralia' todavía en el caballete, tomada hacia 1887. A continuación, una de las reproducciones de la obra en revistas extranjeras, en concreto esta de una alemana de la que solo dispongo del original de la doble página impresa que aquí se reproduce, y es un dibujo firmado por 'Gausterer', con el título al pie de: "Frühlingsfeier im Tenpel er Flora. Nach einem Gemälde von A. de Reina Manescau". Y, sobre estas líneas, reproducción de la fotografía que se cita del salón de actos del Instituto Agrícola San Isidro de Barcelona, donde se aprecia colgado a la derecha el gran cuadro antes de su desaparición y tomada antes de 1925.

 
       

       
   
             
      © FUNDACIÓN GARCÍA AGÜERA COÍN MÁLAGA 2014  
             
  fundacion@garciaaguera.org      
  www.fundaciongarciaaguera.org